Ya hace nueve meses que nos hemos mudado de Israel. Por motivos varios no he podido volver a ese bonito país de Medio Oriente desde entonces. Y siento nostalgia. Cada día pienso más en las experiencias que viví allí y echo más de menos a mis amigos. 

Allí es donde empecé a hacer sesiones de fotos. Retratos de lo más diversos: familias, parejas,  yogis, autónomos de diferentes sectores e incluso bodas!! Como estoy en plan nostálgico me ha dado por volver a mirar las fotos de esas sesiones. Y me he dado cuenta de que no he compartido muchas de esas fotos!! No puede ser! 😉

La primera sesión de fotos que os quiero enseñar es la que hicimos con Rotem y Guy.  Rotem trabajaba conmigo en el laboratorio (por si no lo sabeis, soy bióloga afemás de fotógrafa). Desde el primer día nos llevamos genial. Además de ser una colega del trabajo estupenda, es una bellisima persona. En seguida nos hicimos amigas. Incluso me hizo de modelo para mis pruebas de retratos profesionales! 

El año pasado Rotem y su novio Guy decidieron casarse. Necesitaban fotos para diseñar su invitación de boda. Fue todo un placer para nosotros ser sus fotógrafos! Decidimos hacer la sesión en en Kyriat Tivon (donde viviamos entonces) ya que es una pequeña localidad donde hay mucho campo. Uno de mis lugares favoritos es el valle Jezreel.

 Era finales de verano,  así que el paisaje empezaba a tener colores amarillos y dorados. Los atardeceres allí son muy bonitos ya que hay una luz suave. Decidimos quedar para estar en el valle al atardecer.

Rotem me comentó que Guy no es un gran aficionado de las sesiones de fotos. Por eso nos lo tomamos con calma. Fuimos dando un paseo, ibamos parando de vez en cuando…. Y no les hicimos posar para las fotos. Fuimos en plan paparazzi. Nos lo pasamos genial!! Primero estuvimos por el pueblo, que tiene rincones muy fotogénicos.

Cuando vimos que la luz empezaba a tener los tonos del atardecer nos dirijimos hacia el valle. 

Dejamos espacio a la pareja para disfrutar de un bonito paseo por el valle.

Y luego les dejamos incluso maaaaas espacio! 🙂

Por último, hicimos una parada en un arbol precioso que hay cerca del camino.

Me lo pasé genial haciendole fotos a esta pareja!! Lo mejor fue cuando recibí su invitación de bodas!! Me hizo muchísima ilusión ver que una foto de esa sesión se convirtió en una parte importante de sus preparaciones de boda.

 La verdad es que Rotem y Guy son un amor! Les deseo todo lo mejor!!!