Si te estás planteando hacerte una sesión de fotos de yoga, estos 13 consejos pueden serte de lo más útiles.

 

# 1 Recopila inspiración

Las redes sociales, y en concreto Instagram, son unas importantes fuentes de inspiración para la fotografía de yoga. Si tienes Instagram, te recomiendo hacer una cosa:  cada vez que te encuentres con una foto que te llame la atención, guárdala. Yo me creé una colección dedicada exclusivamente a fotos de yoga y voy añadiendo imágenes poco a poco. Si no tienes Instagram, puedes hacer búsquedas en la red y guardarte fotos en una carpeta.  Tener una colección de fotos va genial para detectar tendencias en tus gustos ya que podrás ver si las imágenes tienen algo en común o son muy diversas, si son en color o en blanco y negro, si son de detalles o incluyen mucho espacio alrededor del yogi… Así cuando llegue el momento de preparar la sesión con tu fotógrafo podrás explicarle mejor que es lo que te gusta e incluso podrás ilustrárselo con fotos de tu colección. Es super práctico y facilita mucho la comunicación entre vosotros.

Sesion de fotos de yoga

Desde nuestra primera sesión juntas, Nita (Reino de NIta) comparte las fotos que encuentra inspiradoras conmigo.

#2 Lléva tu colección de fotos a la sesión

Si has seguido el consejo #1 te alegrará saber que  tener tu colección de fotos de yoga tiene otras ventajas. La primera es que es también una colección de asanas.  No es raro tener momentos de bajón inspiracional durante  las sesiones de fotos y es fácil quedarse un poco en blanco. En ese momento va genial poder echar mano de tu colección de fotos para refrescar la memoria sobre qué asana  hacer. Asi que antes de tu sesión asegurate que tendrás acceso a tu colección de fotos. Puedes tenerla en tu teléfono móbil, pasarla a tu tablet o si prefieres formato papel puedes incluso imprimirlas. Yo llevo mi colección de fotos a todas las sesiones y me va genial.

Sesion de fotos de yoga

En esta foto podeis ver a la hermana de Nita (Reino de Nita) echandole una ojeada a la versión impresa de nuestra colección de fotos.

Otra ventaja de tener a mano tu colección de fotos es que si tu fotógrafo no tiene conocimientos de yoga, le puedes enseñar la asana que quieres de hacer y de esta forma te entenderá perfectamente.

#3 No intentes copiar fotos de otros

Cada uno tiene su estilo y su forma de ser. Es por eso que intentar copiar a alguien no suele ser una gran idea. Y con yoga, aún menos. Con la cantidad de fotos que corren por ahí es fácil dejarse llevar por el “Que foto más bonita!! Yo quiero hacer lo mismo que hace él/ella”. Pero nuestro cuerpo no es el mismo que el del yogui de la foto y  muchas veces se nos ovida también que el yogui de la foto ha recorrido su propio camino para llegar a donde está.  Tú tienes tus horas de práctica a tus espaldas y eso te hace único. Sé tu mismo y de forma natural las fotos transmitirán tu esencia. (Nota: quizas te estás preguntando para qué recopilar entonces una colección de fotos.. (consejos #1 y #2). Quiero aclarar aquí que las fotos de tu coleccion son sólo una guía para inspirarte, recordar asanas y comunicarte con tu fotógrafo/a y el objetivo nunca es el de copiarlas!!)

Sesion de fotos de yoga

Inspirarte en las fotos de otros es útil para fomentar tu creatividad. Pero siempre has de mantener tu toque personal, como hizo Ami en la sesión de foto que hicimos en Tel Aviv.

# 4 Busca un fotógrafa/o con el que te guste comunicarte

A la hora de buscar un/a fotógrafo/a hay muchas cosas a considerar: su portfolio, precio, localización… una de las cosas que yo considero muy importante es la forma de comunicación entre vosotros. Piensa que a la hora de preparar una sesión de fotos de yoga tienes que decidir junto con tu fotógrafa/o ciertas cosas: ubicación, hora, vestuario, lista de asanas… cuanto más hableis de los detalles y mejor os comuniqueis entre vosotras/os mejor saldrá la sesión y mejor os lo pasareis. De hecho, preparar sesiones es un proceso que es muy creativo, por lo que haciendolo con la persona adecuada suele ser divertido y motivador. En cambio,  si entre vosotros no hay conexión ninguna, la experiencia de la sesión puede volverse un tanto sombría.

 

Sesion de fotos de yoga

Vas a comunicarte mucho con tu fotógrafa/o. Tanto que probablemente acabareis estableciendo hasta una amistad!!

# 5 Hazte fotos de todas las categorías de asanas

Divide las asanas que te gustaría hacer en grupos. Yo las suelo dividir las asanas en asanas de pie, sentadas, inversiones, puentes, balances de brazos, etc. Esto tiene la vetaja de que es más fácil asegurarte de elegir  asanas que pertenecen a diferentes categorías y así podrás tener una buena variedad de fotos.

 

Sesion de fotos de yoga

Incluir asanas de todo tipo dará variedad a tu set de fotos.

#6 Haz fotos que incluyan planos variados

Habla con tu fotógrafo y comentale que te gustaría tener fotos con una variedad  de planos para darle diversidad a tu set de imágenes: primeros planos, fotos de detalles, de cuerpo entero, fotos que incluyan mucho paisaje…

 

Sesion de fotos de yoga

Las fotos que se centran en algunas partes del cuerpo son muy interesantes.

 

Incluir el fondo en la foto añade contexto a la situación. Por ejemplo, no hay duda que esta sesión de foto la hicimos en una ubicación urbana.

#7 Piensa si quieres fotos en orientación retrato, paisaje o con espacio negativo

Antes de la sesión está muy bien pararse a pensar para qué vas a usar las fotos. Quizás las quieres para ponerlas en un marco en particular, para usarlas en Instagram o para tu página web. Piensa en qué orientación las necesitas y comentaselo a tu fotógrafa/o para que lo tenga en cuenta. Si necesitas fotos con espacios en blanco (porque quieres añadir texto por ejemplo), díselo también porque así podrá hacer composiciones fotográficas que se adapten mejor a tus objetivos.

 

Sesion de fotos de yoga

En esta foto hay bastante espacio alrededor de Nita, así que si ella quisiera podría incluir texto sin ningún problema.

#8 La ropa importa…

Y no me refiero a marcas. La ropa es importante desde el punto de vista creativo y también práctico. En primer lugar, puede interesarte hacerte fotos con diferentes conjuntos de ropa (para dar variedad a la sesión, para evitar marcas de sudor, para combinar diferentes colores, porque eres embajador de ciertas casas comerciales…).  En este caso recuerada que los cambios de ropa requieren tiempo y se han de tener en cuenta a la hora de planificar la sesión.  También deberías pensar cómo / dónde puedes cambiarte de ropa.  Todo dependerá de la ubicación de la sesión fotográfica; si es en un entorno urbano, tal vez deberías ponerte en contacto con una tienda de ropa local y pedir permiso para usar sus vestuarios o planificar un descanso en algún bar/restaurante y usar sus servicios como cambiador.   Si la sesión es en una localización más natural,  puedes cambiarte ocultandote entre maleza o si no lo ves cómodo siempre está la opción de usar una pequeña tienda de campaña.

 

Para una sesión como la que hicimos en Barcelona, es bueno pensar dónde podrías cambiarte de ropa.

 

A la hora de escoger la ropa, comprueba que te quedará bien en las asanas que quieres practicar. Con “quedar bien” me refiero a que las mallas cortas se mantengan en su sitio (y no se combiertan en un tanga en el medio de la sesión), que la camiseta no te tape la cara cuando hagas un handstand… ese tipo de cosas!!

# 9 La ropa interior también importa…

Y otra cosa que he aprendido es que la ropa interior  también es importante!! Si  no quieres que se vea, escoge ropa interior que no asome por ningún lado cuando estés haciendo asanas. Y si no te imporata que asome un poco, escoge ropa interior que sea bonita y quede bien. Puedes ahorrarle muchas horas de Photoshop a tu fotógrafa/o si no le haces “borrar” la ropa interior!

Sesion de fotos de yoga

En las inversiones es fácil que asome la ropa interior. Por eso es bueno invertir un poco de tiempo antes de la sesión escogiendo el conjunto que te permita hacer todo tipo de asanas sin enseñar mñas de lo que te gustaría.

 # 10 Dedicate tiempo para calentar antes de practicar las asanas.

Dale tiempo a la modelo para que se caliente Las asanas de yoga son exigentes. Es peligroso para la modelo comenzar con las posiciones de yoga sin calentamiento. Asegúrese de que tengan suficiente tiempo para hacerlo para evitar lesiones justo antes o incluso durante la sesión de fotos. También debe asegurarse de que su modelo no se enfríe durante la sesión de fotos, especialmente entre las posturas. Recuerde, para ellos, también es un entrenamiento, sudan, y entre posturas pueden enfriarse muy rápido.

 

Tómate el tiempo necesario para calentar antes de la sesión de fotos. Hacer Saludos al Sol es una de las opciones.

 

# 11 Decide cuándo te va mejor hacer las asanas más exigentes.

Algunas asanas son más exigentes que otras, por lo qu es bueno pensar cuándo te va mejor hacerlas.  Algunos de los yoguis con los que he trabajado prefieren hacer las asanas más difíciles al comienzo de la sesión de fotos porque es cuando se sienten más frescos y fuertes (pero siempre después de un calentamiento incial!!). Otros prefieren dejarlas hasta el final ya sea porque necesitan más tiepo de rodaje o porque después de estas duras asanas consideran que no podrán hacer nada más. Ajusta siempre la sesión de fotos a los requisitos de tu cuerpo.

 

Sesion de fotos de yoga

El momento de hacer las asanas más exigentes depende de tí. Piensa qué te va mejor y organiza la sesión teniendolo en cuenta.

# 12 Nunca te excedas  y escucha tu cuerpo:

Durante una sesión de fotos es fácil dejarse llevar por la emoción del proceso creativo y si no te das cuenta puedes acabar forzando  tu cuerpo más de lo debido.  Sigue manteninedo consciencia de tu cuerpo y respiración tal como haces durante tu practica y no hagas asanas arriesgadas o  que no estén en tu práctica. Quizás tu fotógrafo también se emociona y te pide que hagas ciertas cosas. Si no lo ves claro, rechaza cordialmente su sugerencia. No hay nada peor en una sesión de fotos que acabarla con una lesión!

 

Sesion de fotos de yoga

Escucha tu cuerpo en todo momento para evitar lesiones durante las esión de fotos!!

#13 Pidele a tu fotógrafa/o que te vaya enseñando las fotos:

Si no estas segura que le foto ha quedado como tu querías (si esa pierna no estaba a la altura que debía o si has contraído demasiado los hombros…) pídele a tu fotografa/o que te enseñe la foto y repite si es necesario. Es mejor una repetición a tiempo que llevarte un set de fotos que no puedas usar! Si tienes que repetir algo siempre le puedes pedir amablemente a tu fotógrafa/o que te diga si estás bien posicionada. Si tu fotógrafa/o no es un yogui, procura explicarle bien a qué te refieres y evita termiología demasiado específica.

 

Es siempre mejor repetir una asana cuando aún estás en la sesión de fotos que tener que organizar una nueva sesión desde el principio. Por eso no te cortes en pedirle a tu fotógrafa/o que te enseñe las fotos para aseguararte que tu alineación era la que esperas.

 

Y un consejo extra….

#14 Respira…. y disfruta de la sesión!!!

Espero que estos consejos te resulten útiles!! Me encantaría saber si te han ido bien o si tú tienes algún otro consejo que podría incluir en la lista!!

Namasté!!

Pin It on Pinterest

Share This

Sharing is caring :)

Comparte este artículo para que otros locos de la fotografía lo puedan disfrutar

UA-75730717-1